Amar el TOTAL BLACK

Como a muchas les pasará, a la hora de elegir mi ropa, prefiero las prendas de mi color favorito. En mi caso, el negro.
Es que si hay un color que me da confianza, es ese; ya sea en un look casual, formal, de día o de noche.
Un “problema” que tuve siempre, es que tengo más prendas de ese color, que de otros colores, y nunca falta alguien que me diga “¿dónde es el funeral?”, “sos joven, no uses tanto negro” (como si usar negro fuese solo de personas mayores), o “¿no tenés ropa de otro color?”. Claramente, no hago caso de eso.
Ayer (Domingo) hacía calor pero, fiel a mi estilo, elegí usar mi tan amado total black y esto es lo que usé para ir a la iglesia.
image

Ese pantalón de vestir lo usé una sola vez y hace unas semanas, ordenando mi armario y separando ropa para regalar, lo ví. Me lo probé y resulta que me gustó como quedaba (antes no); además se me ocurrieron algunos conjuntos para armar y usarlo al fin.
Usar negro tiene ciertos beneficios, como el que estiliza la figura (esconde o disimula todo, o sea que va bien en cualquier cuerpo), achica las partes que, según nosotras, están grandes (panza, caderas, piernas), y lo mejor: combina con todo!! ❤
En mi caso, usualmente trato de usar algún accesorio en otro color para que “corte” el efecto, sino soy un fantasma. Lo contrario pasa en pieles mas oscuras, que suelen apagarse con las prendas negras. Es por eso, que mi consejo es disminuir el efecto con detalles en otro color.
Fuera de eso, el total black tiene un gran SI de mi parte.

Y ustedes, ¿usan este estilo? ¿Que recomendaciones harían? Dejen su opinión en un comentario.

Anuncios